Alerta: Inflación y costos de la materia prima

La inflación será el gran tema del 2022, particularmente su control y por consiguiente su disminución. De acuerdo al Banco de México la inflación general anual al mes de diciembre del 2021 se ubicó en 7.36% y la subyacente en 5.94% (que no considera en su conteo frutas, verduras, carnes o energía y, en consecuencia mide mejor la tendencia de la inflación en el mediano y largo plazo) sin embargo, el sector de la vivienda y colegiaturas son los únicos que se ubican por debajo de la inflación con un 4%.



Lo anterior indica que el diferencial entre el 5.94% y el 4% (es decir, el 1.94%) no ha sido absorbido por el consumidor final, sino por algún agente en la cadena de producción, ya sea el constructor, los proveedores e intermediarios de suministros o los productores primarios, todos ellos teniendo un mayor costo en la obtención de las materias primas y obteniendo una menor utilidad.

En la industria de la construcción el efecto de la inflación ha sido muy contundente al aumentar el precio de la mayoría de los insumos, sobre todo en los últimos meses del 2021. Como ejemplo claro de este aumento de precios, el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Manuel Castanedo de Alba explicó que a principios el 2021 el kilo de acero costaba 13.5 pesos y en la actualidad su costo ronda los 22 pesos más I.V.A.



Típicamente un presupuesto de construcción se compone del costo de los materiales, la mano de obra, el indirecto por el uso de la herramienta, equipo y otros costos añadidos y por último el porcentaje de utilidad; por lo tanto, al tener un aumento tan considerable en los materiales obligan a que se aumente el costo del presupuesto en general, cuando menos en igual proporción, y esto se da en caso que el constructor quiera mantener el mismo margen de utilidad, de lo contrario podría reducir su utilidad y presentar un costo menor de presupuesto total que sea más competitivo.

Otros de los problemas que se presentan cuando uno o varios de los componentes del presupuesto de la construcción suben tan abruptamente en poco tiempo, es que si el constructor pactó un presupuesto a precio alzado con su cliente y se ve obligado a respetarlo, si el constructor no pactó con su proveedor dicho precio de los materiales de manera previa, podría terminar con un proyecto de construcción donde su utilidad sea cero, al no poder trasladar ese costo al cliente final.



Por lo anterior, se recomienda a los constructores el uso de tecnologías que le permitan el control y actualización al día de la información de la obra y su ejecución, para reaccionar de manera pronta ante circunstancias tan cambiantes que están sucediendo en la actualidad.





Comienza ahora a usar SALI, o comunícate con nosotros vía WhatsApp para una demostración.



Comienza ahora WhatsApp

104 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo