Digitalización en las obras de urbanización

Muchas de las obras edificables, ya sea un proyecto habitacional horizontal, vertical o una construcción individual, conllevan obras de urbanización que complementen su correcto funcionamiento como tuberías de agua potable, alcantarillado, pavimentos, guarniciones, señalamientos, entre otras.



El control de este tipo de obras es de igual importancia que las obras de edificación por dos razones principales:

  1. Representan un costo importante dentro del proyecto total de construcción.

  2. Son obras que debemos asegurarnos de su correcta realización debido a que un mal funcionamiento puede derivar en hacer trabajos de reconstrucción sumamente costosos que implican excavaciones o movimientos en grandes extensiones de área.



Ahora bien, las obras de urbanización a pesar de no ser tan variadas como las de edificación, representan una serie de retos para poder controlar su información y tener claridad visual acerca de qué parte del proyecto ya se realizó. Estos retos mencionados son a consecuencia de tres factores:


  1. Por su función se pueden realizar en el subsuelo, por lo que momentáneamente se visualizan para posteriormente quedar cubiertas por capas de tierra y en última instancia por el pavimento.

  2. Se extienden a lo largo y ancho del proyecto y se debe recorrer constantemente todo el proyecto para estar al tanto de lo que se ha realizado.

  3. Por su naturaleza, conllevan un cálculo de avance de obra más elaborado debido a que por su gran tamaño o cantidad se realizan en parcialidades y en unidades de medida muy variadas como pueden ser metros lineales, metros cuadrados (áreas), metros cúbicos o puntos de obra.



Hoy en día el control e información de los avances de urbanización se llevan a cabo con evidencia fotográfica en amplios reportes hechos a mano que intentar describir su ubicación y mostrar de manera gráfica el estatus más actualizado, así como un cálculo aproximado de la obra realizada; todo esto se traduce en largas horas de trabajo que podrían y deberían ser automatizadas.


Con SALI, el control de este tipo de obras es muy sencillo ya que la aplicación móvil te permite indicar gráficamente el avance, por ejemplo, la aplicación te permite indicar gráficamente el avance de una tubería (que implica metros lineales) generando una línea representativa que por sí sola ya conlleva una distancia y ubicación geográfica en el mapa del desarrollo; ó también te permite señalar gráficamente por medio de creación de puntos, las obras de señalización vial que se han realizado, y como último ejemplo, se pueden crear áreas que automáticamente calculan los metros cuadrados implicados en dicha área para actividades como pavimentos o terracerías.




Por lo tanto, al indicar de manera gráfica en SALI el avance de este tipo de obras, se están superando sus retos principales, que implican el cálculo automático del grado de avance según su volumetría, poder señalar gráficamente qué obras se realizaron y representarlo en un mapa del proyecto que esté en constante actualización.



61 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo