Avance de Obra Móvil

Actualizado: 27 sept 2021

Hablemos del proceso que se realiza actualmente para registrar el avance de obra de cualquier tipo de construcción y convertir estos registros en documentos de estimaciones de avance de obra.



Todo inicia en la oficina, donde primeramente se imprime el presupuesto de obra que contiene todos los conceptos que actualmente están en proceso de construcción, esta impresión del presupuesto tiende a requerir varias hojas, dependiendo del grado de desglose del presupuesto que por lo general es muy detallado; es importante señalar que el presupuesto debe contener los últimos avances registrados y autorizados debido a que este nuevo registro que se realizará no deberá ser menor al anterior autorizado. Por último, se deberá imprimir un plano de lotificación o plano topográfico que haga la función de un mapa y nos permita ubicarnos para saber dónde nos encontramos en el lugar de la obra.


Una vez que contamos con los documentos impresos, se toma una tabla para escribir que nos permita hacer los registros en el papel cómodamente, un lápiz o bolígrafo y un dispositivo que nos permita tomar fotografías de la obra, habitualmente hoy en día ese dispositivo es nuestro propio teléfono inteligente.



Al llegar a la obra, debemos decidir una ruta a tomar durante la cual registraremos los avances de obra con sus correspondientes fotografías como evidencia de dichos avances; la importancia de decidir una ruta es que esta nos facilitará el saber de qué parte de la obra se tomaron cada una de las fotografías. Por lo general, al registrar el avance de obra en el presupuesto se debe tomar, cuando menos, una fotografía como evidencia, esto implica contar con una buena habilidad para manejar la tabla para escribir, el lápiz, el plano de la obra y el teléfono para desarrollar el trabajo de manera eficiente.


Al terminar el registro de avance de obra en el sitio de la construcción, en la oficina se debe volver a realizar la captura de toda esta información en formato electrónico e insertar todas las fotografías tomadas indicando la partida del presupuesto al que pertenecen, este formato electrónico generalmente es un archivo de Excel, que cuente con todas las fórmulas necesarias para arrojar el resultado de una estimación de avance de obra y que permita hacer una validación de la información de manera ordenada y clara, saber el avance general de la obra en proceso y el pago correspondiente a los contratistas o destajistas.



El proceso anteriormente descrito prácticamente no ha sufrido cambios ni avances tecnológicos más allá de la hoja de cálculo en Excel, por lo que se pudiera considerar casi como una tradición arraigada en el que el proceso de registro de avance de obra.


Como te podrás imaginar, este proceso conlleva varios problemas o complejidades que lo hacen deficiente:


  • Tiempo de impresiones y preparación de información previo al levantamiento.

  • Proceso lento y complejo de registro de avance en el sitio de la obra, se deben manejar varias herramientas.

  • Evidencia fotográfica que tiende a confundirse en caso de no recordar con exactitud la ruta tomada durante el levantamiento.

  • A pesar de tomar evidencia fotográfica (la cual pudo haber sido enviada por otra persona), no se tiene la completa certeza de que la persona que realizó el registro de los avances estuvo en el sitio de la construcción.

  • Tiempo de retrabajo al pasar la información y fotografías a un documento electrónico.

  • Errores humanos en los cálculos del documento de estimación, entre otros.



Finalmente, la innovación tecnológica ha llegado al sector de la construcción y específicamente al proceso de registro de avance de obra con SALI, la aplicación móvil que te permitirá hacer el registro de avance de obra en los siguientes cuatro pasos: