¿Cómo manejar tus subcontratos de obra?

Actualizado: sep 27

Los subcontratos de obra nacen cuando la persona o empresa que se plantea llevar a cabo una construcción delega a través de un subcontrato la ejecución de la obra en otra persona o entidad, comúnmente llamada contratista, el cual ofrece los servicios de su equipo de trabajo como expertos ejecutores de obra.



Los subcontratos de obra son convenientes por varias razones y a continuación mencionaremos las tres principales.


  1. Permite pactar el costo de la obra a precio alzado y delegarla al contratista, esto permitirá fijar los costos de la obra para el contratante y cualquier re trabajo corre a cuenta del contratista.

  2. 2. Si la obra a construir requiere una diversidad de personas con distintas habilidades, eso implicará un manejo administrativo y legal para realizar los pagos a cada trabajador del equipo, tarea que requiere gran esfuerzo de un área administrativa y que tendrá que llevar a cabo el contratista, mientras que el contratante sólo realizará un pago directo al contratista de acuerdo con el importe resultante de la(s) estimación(es).

  3. El contratista es el encargado de la supervisión de la obra, esto lo convierte en responsable por la calidad, tiempo y forma en que se ejecuta la obra y que esta, sea de acuerdo con lo pactado en el contrato.


En cuanto a los aspectos negativos de la subcontratación se encuentra primeramente que, la persona que subcontrata la obra (el contratante) debe llevar un control muy detallado de las estimaciones que se generan con un desglose claro de los conceptos de construcción que se están ejecutando en cada una de ellas, ya que de estas estimaciones se generan los pagos que se realizan al contratista; en caso de no llevar un control claro de esta información podría ser fácilmente duplicada y se estarían pagando de manera doble (cuando menos) ciertos conceptos de construcción sin identificarlos a tiempo.


Otro aspecto de cuidado es el costo, debido a que el contratista requiere obtener una utilidad después del pago a su equipo ejecutor de obra, el costo total de la construcción bajo este esquema resulta ser más alto en comparación con contratar directamente al personal. Por otro lado, también se encuentran los riesgos en materia legal, en caso de que el contratista no llegase a contar con los recursos económicos suficientes para hacerle frente a sus obligaciones patronales ante su equipo ejecutor, automáticamente esas responsabilidades pasan a ser del contratante.



Lo ideal para llevar un buen funcionamiento de los subcontratos es que se realice un presupuesto con un desglose de conceptos suficiente que permita identificar claramente los avances de obra, posteriormente, cada levantamiento de obra o estimación deberá ser registrada de manera inmediata en un sistema que realice los cálculos y montos a pagar de manera automática y sobre todo que no permita duplicar la estimación de un concepto previamente pagado


Por último, lo ideal es que esta información pueda ser consultada en todo momento por todas las partes implicadas y mantenerse actualizados; todo esto y más te ofrece SALI a través de su módulo de subcontratos y su aplicación móvil complementaria en donde podrás disfrutar de los beneficios aquí descritos, eliminar los pagos dobles y minimizar los aspectos negativos.



Conoce todo lo que SALI puede hacer por ti aquí, y comienza a trabajar mejor.





Comienza ahora a usar SALI, o comunícate con nosotros vía WhatsApp para una demostración.


Comienza ahora WhatsApp

1,001 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo