Construcción: Retos para los directivos

Las áreas directivas de las empresas desempeñan una diversidad de funciones dependiendo de la industria en que nos encontremos, sin embargo, al hacer un intento por englobar dichas funciones, nos encontramos con cuatro que son principales, te las compartimos.



  1. Planeación de estrategias para cumplir los objetivos (en ocasiones la Dirección forma parte de la ejecución de dichas estrategias).

  2. Coordinación de las actividades del personal para llevar a cabo las tareas establecidas.

  3. Toma de decisiones basadas en la comunicación constante con el equipo de trabajo y la información que se provee a través de ellos.

  4. Establecer las mejores circunstancias para el desempeño laboral del equipo.


En la industria de la construcción estas cuatro funciones son igualmente importantes, sin embargo, en esta ocasión nos enfocaremos en la tercera, específicamente en el gran reto al que se enfrentan los Directores de empresas constructoras en la recopilación y consolidación de información para tomar la decisión más adecuada a cada escenario.



El Director o grupo de áreas Directivas de una empresa constructora se enfrenta al reto de coordinar las siguientes seis principales variables que participan en un proyecto constructivo una vez iniciado:


  1. Ejecución de la obra

  2. Costos

  3. Tramitología

  4. Ventas


La base del gran reto para coordinar estas variables se centra en obtener información de manera oportuna y fidedigna de la ejecución de la obra, puesto que esta funge como un órgano vivo que mueve todas las demás variables de acuerdo a su comportamiento. Si la obra lleva un ritmo lento por algún motivo, los costos tenderán a aumentar, el flujo de ingreso del financiamiento será menor, la tramitología para hacer nuevas etapas podría esperar y los ingresos por ventas se obtendrán más tarde de lo esperado.



Por otro lado, si la ejecución de la obra va a un ritmo más rápido de la planeado, primeramente se debe checar si la calidad es la idónea y no se está pasando por alto algún proceso, en teoría los costos deberían mantenerse según lo planeado o inclusive menores, el flujo del financiamiento ingresará al proyecto de forma más rápida y no debemos de confundirlo con “utilidades tempranas del proyecto”, la tramitología probablemente deba iniciar con anticipación para no quedar detenidos con la nueva etapa y caer en un periodo de inactividad que elevaría costos y por último se deberá estar atento con el equipo de ventas para cerrar la prospección de clientes de manera anticipada.


Mencionando estos dos casos relativamente sencillos, se ejemplifica la importancia de ser eficientes en los procesos por los cuales fluye la información y poder crear estrategias oportunas y ser proactivos ante cualquier eventualidad.


En resumen, en un proyecto de construcción lo más importante es mantener la información actualizada para tener un estatus real de su desarrollo y así poder tomar las mejores decisiones en el momento oportuno.


Automatiza el proceso de compilación de información, olvídate de la recopilación manual y los reportes tardados y con errores. Con SALI puedes tener información actualizada y detallada de todo tipo de obras: Individuales, Habitacionales, Urbanización y de Crédito Puente.


Conoce todas las funciones de SALI aquí.



33 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo