Estimaciones dobles, ¿cómo evitarlas?

Actualizado: hace 6 días

Dos de los objetivos más importantes al llevar a cabo una obra de construcción son: realizarla dentro del tiempo pactado y no exceder el presupuesto acordado con el cliente. Para monitorear estos dos indicadores claves del desempeño de la obra es necesario reportar su avance en periodos cortos de tiempo, de preferencia no mayores a una semana, con el objetivo de estimar tanto el avance como el estatus actual de la construcción, por lo tanto, a estos reportes se les conoce como Estimaciones.



Las Estimaciones en la obra son el medio por el cual se traslada la información de lo que está sucediendo en el sitio de la obra hacia una mesa con el equipo de trabajo directivo y demás personal implicado que deberá presentar resultados al cliente y tomar decisiones para que se continúe por el camino correcto o rectificar lo que se requiera.


Por lo anterior, es de suma importancia que las Estimaciones representen, nada más y nada menos, que la realidad de lo que está ocurriendo en la obra y esto permita cumplir con los dos objetivos mencionados. Ahora bien, debido a la información clave y relevante que representan las Estimaciones, una de las más grandes preocupaciones es que estás últimas contengan información repetida, en otras palabras, que información de un mismo concepto edificado se presente como “avance” en dos estimaciones distintas, lo que llevará a concluir que la obra continua avanzando con nueva edificación cuando en realidad no es así y por otro lado, aun más grave, pagar dos veces a tu contratista o equipo de mano de obra por un mismo concepto edificado.



Para evitar esta confusión de información, comúnmente conocida como “estimar doble”, se recomienda llevar a cabo las siguientes tres prácticas:


  • Asegurar que la información proviene de la obra y sitio correcto.

  • Contrastar los avances reportados con evidencia fotográfica actual y pasada.

  • Identificar los conceptos estimados anteriormente y deshabilitarlos para que no puedan ser estimados en el futuro.


Como podrás notar, es de gran valor llevar acabo estas recomendaciones debido a que las “estimaciones dobles” repercuten directamente en los indicadores clave de desempeño, por un lado, la información indicará erróneamente que la construcción continua su marcha y terminará en tiempo; y por otro lado aumentará el costo de la obra, a menos que se pueda explicar claramente con el equipo contratista lo sucedido y descontar pagos futuros, lo cual generalmente se torna en una situación sumamente compleja.



Con SALI, puedes llevar a cabo estas tres recomendaciones con unos cuantos clics, ahorrar interminables horas de aclaración con tu equipo de trabajo, siempre obtener el ritmo real de avance de obra del proyecto y evitar “los costosos” pagos dobles.





Prueba SALI sin costo o elige el plan ideal para tu negocio


Prueba Gratis Ver Planes


53 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo